domingo, 22 de marzo de 2009

1909

Otoño enfermo y adorado

Tú morirás cuando el huracán sople en las rosaledas

Cuando la nieve caiga

Sobre los huertos



Pobre otoño

Mueres con la blancura y la riqueza

De la nieve y de los frutos maduros

En el fondo del cielo

Unos gavilanes vuelan

Sobre las sencillas nixas de breves cabellos verdes

Que nunca han amado



En los lejanos confines

Braman los ciervos



Y cuando amo oh estación amo tus rumores

Los frutos que caen y nadie los recoge

El viento y el bosque que lloran

Todas sus lágrimas en otoño hoja a hoja

Las hojas

Pisadas

Un tren

Que pasa

La vida

Se desliza



Guillaume Apollinaire (Alcoholes)


Ilustración: Apollinaire por Picasso